viernes, 24 de abril de 2009

trastornarte: NUESTRO BLOGG

http://trastornarte.blogspot.com/2009/04/fundamentacion.html

NUESTRO BLOGG



A través de esta herramienta comunicativa queremos publicar y compartir nuestro trabajo investigativo sobre los trastornos de la personalidad. Pensamos en este medio como el más idóneo por su versatilidad y fácil acceso.

Consideramos que es un tema muy importante no solo para estudiantes de psicología y psiquiatría sino también para todos aquellos interesados en aproximarse y entender un poco más sobre la conducta humana y sus patologías. Vemos la importancia de tener un conocimiento básico de los diferentes trastornos de la personalidad ya que en nuestra cotidianidad estamos en contacto con muchas personas que pueden padecer algún trastorno de los aquí enunciados o también en su comportamiento "anormal" puede presentar algunas conductas extrañas y hasta inquietantes que se deben a estas patologias.

Asi, al conocer las características diagnósticas y posibles tratamientos de cada cuadro, podemos entender mas al otro y de alguna manera brindar alguna ayuda desde lo que somos: personas, familiares, compañeros de trabajo, amigos...

Los invitamos a recorrer este compilado, a compartir su opinión o su proximidad con alguno de estos trastornos, también a ampliar este contenido y nutrirlo con nueva bibliografía, enlaces, comentarios etc.


Somos un equipo de trabajo de primer semestre de psicología de la UNAD de la sede JOSÉ ACEVEDO Y GÓMEZ conformado por: Luisa Florez, Diana Hernández, Narlis Gómez, Sandra Camacho, Arturo Benítez, Ángela Ayala, Fhernanda Rojas

miércoles, 22 de abril de 2009

LA PSICOTERAPIA



Es un proceso de comunicación entre un psicoterapeuta y una persona que acude a consultarlo. Que se da con el propósito de una mejora en la calidad de vida en este último, a través de un cambio en su conducta, actitudes, pensamientos o afectos. El tratamiento de problemas diarios se refiere más a menudo como consejo, pero el término se utiliza a veces alternativamente con psicoterapia. Además, el término psicoterapia no presupone una orientación o enfoque científico definido, siendo considerado denominativo de un amplio dominio científico-profesional especializado, que se especifica en diversas orientaciones teórico-prácticas. Dentro de la psicoterapia existe una gran diversidad de corrientes, enfoques y conceptos teóricos aplicados al ámbito psicoterapéutico, que dan origen a otras tantas maneras de establecer este contexto de comunicación. Sin embargo, dos características que unifican a la psicoterapia son:

1. El contacto directo y personal entre el psicoterapeuta y quien le consulta, principalmente a través del diálogo.

2. La calidad de «relación terapéutica» del contexto de comunicación, esto es, una relación de ayuda destinada a generar un cambio en quien consulta. Debido a la naturaleza de las comunicaciones que se establecen dentro de esta relación, hay temas significativos de privacidad o confidencialidad de la información intercambiada. Por esto, la habilitación de quienes pueden ejercer la psicoterapia requiere de un proceso de entrenamiento guiado por terapeutas que cuentan con mayor tiempo de experiencia o estudios dentro del campo respectivo.

Enlaces recomendados:

http://www.youtube.com/watch?v=8nycwReSkDQ

http://www.youtube.com/watch?v=T-9uhfx7X5U

Por: Narlis Gomez Olivero
narlisygo@hotmail.com

QUIENES SOMOS...

TRATAMIENTOS DE LOS TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD


Existen dos clases de tratamientos para los trastornos de la personalidad, que son los psicofármacos y la psicoterapia.

LOS PSICOFARMACOS

Son los remedios vinculados con las enfermedades psíquicas. Se medican en casos muy simples como el insomnio o la ansiedad, hasta en casos de gravedad extrema como los delirios en la psicosis. Estos medicamentos actúan directamente sobre el Sistema Nervioso Central, intentando la disminución del síntoma ocasionado.

Sin embargo es de destacar que, en esos casos, una dosis, es una administración a ciegas, porque a cada dosis determinada, la respuesta es absolutamente individual. Por tal motivo la administración debe realizarse, bajo estricto control del médico.

Cuando se administra una droga a partir de tal cantidad de miligramos aparecerán efectos secundarios a los que en ese momento deberemos medicar paralelamente. Los psicofármacos, pues, actúan sobre el síntoma y no sobre la sicopatología, no busca el origen, ni la causa, si no tienden a la desaparición de la manifestación.

Es sabido también que estos medicamentos, como muchos otros, crean dependencia. La adicción es por definición una respuesta que produce el organismo al recibir el ingreso de una sustancia. Si esa sustancia es suspendida el cuerpo la "extraña", nota la ausencia: es lo que se conoce como "síndrome de abstinencia. Pero la adicción no tiene solo esa cara, sino también aquella de la elevación de la dosis. Este acostumbramiento, que lleva al cuerpo a sentir el "extrañamiento" también se manifiesta por la necesidad de mayor consumo.

CLASIFICACION DE LOS PSICOFARMACOS POR SU ACCION TERAPEUTICA

ANTIPANICOS
Se utilizan en el tratamiento del Trastorno de Pánico con o sin Agorafobia.

ANOREXIGENOS
Se utilizan en el tratamiento de la Obesidad

ANSIOLITICOS
Se utilizan en el tratamiento de los Trastornos de Ansiedad primarios y secundarios.

ANTIDEPRESIVOS
Se utilizan en el tratamiento de la Depresión Mayor, Distimia y otras Depresiones.

ANTIFOBICOS
Se utilizan en tratamientos del Trastorno por Ansiedad Social (Fobia Social).

ANTIAGAROFOBICOS
Se utilizan en el tratamiento de la Agorafobia con o sin Crisis de Pánico.

ANTICICLICOS O ESTABILIOZANTES DEL ESTADO DE ANIMO
Se utilizan en el tratamiento de los Trastornos Bipolares.

ANTIDEMENCIALES Se utilizan en el tratamiento de la Demencia de tipo Alzheimer.

ANTIOBSESIVOS- COMPULSIVOS
Se utilizan en el tratamiento del Trastorno Obsesivo-compulsivo.

ANTIPSICOTICOS O NEUROLECTICOS
Se utilizan en el tratamiento de las Psicosis.

HIPNOTICOS
Se utilizan en el tratamiento del Insomnio.

LA PSICOTERAPIA
(ver)


martes, 21 de abril de 2009

CAUSAS DE LOS TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD




Dentro de las causas relacionadas con los Trastornos de Personalidad encontramos una serie de factores biológicos, psicológicos y sociales, ya que es evidente que no hay una única causa para explicar el origen de un determinado Trastorno, y que, al igual que en la Personalidad sana, ésta es la suma de múltiples variables.

Factores Biológicos:

Quizá sea este el apartado que más se está investigando en la actualidad, si bien no existen todavía conclusiones definitivas.

Respecto a la herencia genética, estudios en hijos adoptivos o en gemelos demuestran que hay un aumento en la probabilidad de padecer un Trastorno de Personalidad si los padres lo han padecido.

Factores Psicológicos:

Desde los distintos modelos psicológicos se estudia la relación de los Trastornos de Personalidad con las experiencias significativas tempranas, con nuestros esquemas y valores personales, etc.; sin duda, estos factores juegan un papel significativo en el desarrollo de nuestra Personalidad.

Factores Socioambientales:

Son muchos los estudios que hablan de la importancia del ambiente, ya que factores como la educación, los modelos parentales, el ambiente familiar, el entorno cultural, etc. Influyen en nuestra forma de entender el mundo y de relacionarnos con el entorno.


Por: Luisa Maria Florez Rubiano
luisaflorez_2004@hotmail.com


CLASIFICACIÓN DE LOS TP

¿QUÉ ES UN TRASTORNO DE PERSONALIDAD?




Hasta aquí todo entra dentro de la normalidad, el problema surge cuando estos patrones de funcionamiento más o menos consistentes y duraderos se tornan fijos, inflexibles, persistentes y desadaptativos, provocando sufrimiento a la persona y a sus familiares; esto es el comienzo de un nuevo diagnóstico, el de Trastorno de Personalidad.
Estos patrones rígidos y desadaptativos aparecen entonces en varias de las siguientes áreas:

• En el pensamiento, es decir, en la forma de percibir e interpretar las cosas, personas y situaciones.
• En el estado de ánimo, esto es, en la intensidad y adecuación de la afectividad y de su respuesta emocional.
• En el comportamiento, con posibilidades de tener reacciones hacia el entorno inadecuadas y exageradas.
• En las relaciones con los demás.
Estos patrones de funcionamiento se pueden convertir en trampas persistentes, que interfieren en la vida de la persona y de su familia, causan malestar personal y/o consecuencias negativas en su entorno.

¿Cuál es su curso?

Los Trastornos de Personalidad comienzan en la infancia tardía o en la adolescencia, si bien no se suelen detectar en muchos casos hasta el inicio de la edad adulta, cuando se considera que la Personalidad ya está plenamente formada.

Afecta entre un 10 y un 13% de la población y, en general, por igual a ambos sexos; además, en gran parte de los casos se han observado antecedentes psiquiátricos en familiares.

Su curso suele ser cíclico y crónico, con periodos de estabilidad sintomática en los que la persona puede experimentar cierto bienestar personal y adaptación sociolaboral; no obstante, si no se abordan sus patrones problemáticos subyacentes la recaída se hace casi inevitable.

Por:
Luisa Maria Florez Rubiano
luisaflorez_2004@hotmail.com


FUNDAMENTACIÓN

A diferencia de la dimensión cognitiva (percepciones, memoria, atención, inteligencia, creatividad, lenguaje), al hablar de personalidad se les da preferencia a los procesos emotivos y tendenciales del individuo, aunque los diferentes factores ejercen una influencia directa entre sí.

Los desajustes o trastornos son un producto de diferentes causas biológicas o medioambientales y, aunque haya que hacer clasificaciones según ciertas categorías comúnmente aceptadas, el diagnóstico debe hacerse de forma individual. Hay que tener presente que la misma causa puede tener síndromes diferentes y un síndrome determinado puede ser la manifestación de causas diversas, condicionada por la constitución biológica y el medio familiar, escolar y social en el que el individuo se encuentre.

Los obstáculos que impiden que una personalidad se desarrolle eficazmente se conocen con el nombre de frustración, y esta corresponde a las circunstancias que determinan que una necesidad o motivo fracasen en ser satisfechos. El estado emocional que acompaña a este hecho se denomina presión psicológica, tensión o ansiedad.

Los trastornos de personalidad hay que limitarlos, por tanto, a problemas emocionales, afectivos y sociales. Estos últimos sólo cuando haya evidencias de que fueron causados por perturbaciones emocionales o afectivas subyacentes, y no cuando son producidos por situaciones ambientales propiamente, aunque sea muy difícil separar en ocasiones el origen y las consecuencias de estos trastornos, que son, más bien, una red compleja en la que es difícil determinar las causas y los efectos.

Aunque no todos los trastornos de personalidad llevan a conductas de inadaptación social, hay una constante en la que las perturbaciones emocionales dan como consecuencia un desajuste social.

Por: Luisa Maria Florez Rubiano
luisaflorez_2004@hotmail.com