domingo, 19 de abril de 2009

¿CÓMO EVALUAR LOS TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD EN NIÑOS Y ANCIANOS?

En estas etapas de la vida se presentan cambios muy importantes debido al desarrollo evolutivo del individuo, lo que hace difícil hacer un diagnostico al no encontrar patrones estables de funcionamiento que son punto definitivo al hablar de un trastorno de personalidad. También podemos decir que desde temprana edad aparecen rasgos inflexibles y des adaptativos.

Actualmente se puede realizar un diagnostico de trastorno de la personalidad en niños y adolescentes siempre y cuando se realice con mayor cautela comprobando que esas conductas anómalas son estables y no situacionales, para lo que se estipula que una conducta anormal debe estar presente como mínimo un año.
Sucede también que la mayoría de instrumentos de diagnostico han sido diseñados para ser utilizados en adultos, unos pocos posibilitan su aplicación en adolescentes. En el caso de población infantil se necesitan instrumentos muy específicos.

En el caso de la población de la tercera edad, los trastornos de la personalidad han sido infra diagnosticados tal vez se debe a que el envejecimiento pude modificar conductas preexistentes así como producir nuevas conductas difícilmente detectada.

Es el caso de uno de los criterios para el diagnostico de los TP, relacionado con el deterioro funcional en el área social o laboral, para el caso de la vejez, estas conductas se atribuyen inadecuadamente al envejecimiento considerándolas como normales.

Esto refleja que los actuales sistemas de diagnostico y clasificación presentan una insuficiencia que conlleva a una disminución real de las patologías de la personalidad en adultos mayores.

El objetivo ahora es eliminar la edad como factor de sesgo y así establecer criterios adecuados para el diagnostico de los T.P. en este grupo de la población.

http://www.youtube.com/watch?v=GNDWecfywwA

Por: Fhernanda Rojas López
fhernanda17@hotmail.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario