martes, 21 de abril de 2009

¿QUÉ ES UN TRASTORNO DE PERSONALIDAD?




Hasta aquí todo entra dentro de la normalidad, el problema surge cuando estos patrones de funcionamiento más o menos consistentes y duraderos se tornan fijos, inflexibles, persistentes y desadaptativos, provocando sufrimiento a la persona y a sus familiares; esto es el comienzo de un nuevo diagnóstico, el de Trastorno de Personalidad.
Estos patrones rígidos y desadaptativos aparecen entonces en varias de las siguientes áreas:

• En el pensamiento, es decir, en la forma de percibir e interpretar las cosas, personas y situaciones.
• En el estado de ánimo, esto es, en la intensidad y adecuación de la afectividad y de su respuesta emocional.
• En el comportamiento, con posibilidades de tener reacciones hacia el entorno inadecuadas y exageradas.
• En las relaciones con los demás.
Estos patrones de funcionamiento se pueden convertir en trampas persistentes, que interfieren en la vida de la persona y de su familia, causan malestar personal y/o consecuencias negativas en su entorno.

¿Cuál es su curso?

Los Trastornos de Personalidad comienzan en la infancia tardía o en la adolescencia, si bien no se suelen detectar en muchos casos hasta el inicio de la edad adulta, cuando se considera que la Personalidad ya está plenamente formada.

Afecta entre un 10 y un 13% de la población y, en general, por igual a ambos sexos; además, en gran parte de los casos se han observado antecedentes psiquiátricos en familiares.

Su curso suele ser cíclico y crónico, con periodos de estabilidad sintomática en los que la persona puede experimentar cierto bienestar personal y adaptación sociolaboral; no obstante, si no se abordan sus patrones problemáticos subyacentes la recaída se hace casi inevitable.

Por:
Luisa Maria Florez Rubiano
luisaflorez_2004@hotmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario